¿Cómo cambiar un grifo?

Los grifos son un elemento imprescindible dentro de nuestros hogares, y tarde o temprano requieren de una reparación, sea porque tiene una fuga o deja de funcionar completamente. Si uno de estos es tu caso, o porque quieres hacer un cambio estético, y estas pensando en cambiar grifería sin tener que contratar a un profesional en la materia; aquí te enseñaremos a cómo cambiar un grifo donde solo tendrás que seguir los pasos utilizando las herramientas necesarias.

Herramientas

  • Cinta teflón
  • Grifo nuevo
  • Llave inglesa
  • Papel

El primer paso que harás, será cerrar la llave del suministro de agua para evitar pérdidas y accidentes innecesarios. Luego tendrás que abrir el grifo dejando que se vacíe completamente la tubería de los restos de agua, asegúrate de que todas estén completamente vacías para proceder al cambio del nuevo grifo.

Para quitar el grifo que se quiere cambiar existen varias opciones, según el tipo de grifería que se tenga. En algunos casos solo bastará con desenroscarlo, en otros se tendrá que hacer uso de la llave inglesa agachándose debajo de la pila para desenroscar los diferentes tubos que se dirigen desde el tubo hasta las cañerías de la pared. Usualmente son tres roscas que se tendrán que quitar: dos son las que pertenecen al tubo del grifo y la otra es la que fija el grifo justo debajo de la pila. Solo con un vistazo nos daremos cuenta de cuantos elementos se tendrán que desenroscar para liberar el grifo averiado. Una vez que éste hay sido extraído, será fácil colocar el nuevo porque solo se tendrá que realizar el mismo proceso, es decir introducir el grifo y fijar las mismas roscas como estaba en lo anterior.

En caso de que se hubiera cambiado el grifo en modo de rosca, sencillamente se tendrá que enroscar el nuevo, haciendo uso de la cinta de teflón. Esta cinta deberá de ser colocada alrededor de la rosca en el sentido de las agujas del reloj para que tenga una mejor fijación del grifo. Es recomendable que se de cinco vueltas con la cinta teflón para después enroscar el grifo con la tubería de suministro de agua. Seguramente, el grifo no se podrá enroscar hasta el final debido a la presión de la cinta que se ha colocado, sin embargo es necesario que nos aseguremos que el grifo este correctamente cerrado para proceder a abrir la llave de agua, probando que la instalación ha sido la adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *