¿Cómo destapar un drenaje?

Hay muchas tareas de gasfitería que podemos realizar una persona sin necesidad de contratar a un profesional en la materia. Siendo así que podrás ahorrar algún dinero dando la solución a los problemas físicos del hogar. Es por esta razón que vamos a mostrarte algunas de las mejores formas de destapar los drenajes de la casa.

Lo primero que se debe de conocer con las herramientas y materiales que se necesitarán para realizar la tarea:

  • Destapa-caños
  • Cubeta
  • Sellador de tubería o teflón
  • Vinagre o levadura química
  • Llave stillson
  • Vaselina
  • Barrena de plomero
  • Destornillador
  • Pinzas

Es necesario saber que si el problema se limita a solo un lavado o tina, es decir en un lugar específico de la casa, será mucho más fácil y sencillo solucionar el problema que si se trata de la tubería principal que une a otros elementos.

De tratarse de un solo elemento, lo primero que se debe de hacer es probar con limpiar todas las obstrucciones para ello se debe de usar una mezcla casera de levadura química o vinagre. Esto consiste en verter en la tubería media taza de levadura química y media taza de vinagre. Después se deberá de tapar el desagüe permitiendo así que la mezcla se asiente por algunos minutos. Por último, se tendrá que echar un balde u olla con agua hirviendo por la tubería. Con este método se consigue que la levadura y el vinagre disuelvan los ácidos grasos, ablandándolo y permitiendo que el agua corra por el drenaje.

Otro método para solucionar la obstrucción, es si el problema solo sucede alrededor de la coladera o el tapón del lavado. Para ello solo se deberá de destornillar la tapa aflojándola para luego quitarla y lavar los residuos que están acumulados. Además, se debe de aprovechar en limpiar la boca del desagüe.

Por otro lado, una de las soluciones más conocidas es usar el destapa-caños y para ello te daremos algunos consejos que puedes tener en cuenta al momento de utilizarlo:

  1. Aplica un poco de vaselina al borde del destapa-caños, porque éste permite tener un ajuste hermético lo cual produce tener una succión más fuerte. Además se debe de bombear un par de veces, hasta que observemos que el agua del fregadero se esté yendo por el desagüe. De no haber conseguido, se deberá de seguir intentando y cuando se haya logrado se debe de verter un poco de agua caliente para retirar los restos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *