¿Cómo modernizar el baño?

Generalmente cuando entramos a nuestro cuarto de baño, no damos cuenta de que parece aburrido o no se compara con los modernos estilos de cerámica o elementos transparente. Por lo que causa cierta frustración, sin embargo no hay porqué desesperarse ya que es posible modernizar el baño siguiendo unos cuantos pasos.

Uno de los elementos más utilizados en los últimos años de la arquitectura moderna son los lavados flotantes. Pero los antiguos son aquellos cerámicos blancos de pie o los que tienen un mueble debajo del lavatorio, si este es uno de tus casos te daremos alguna serie de acciones que ayudarán a darle un toque contemporáneo al baño sin necesidad de gastar un dineral en reparaciones o mucho esfuerzo.

Para empezar se debe de cerrar la llave de agua y retirar todos los grifos del baño, además de colocarle un tapón a cada uno de ellos. Luego se tendrá que desajustar la bacha, que se encuentra fijada al desagüe, junto con el caño de desagüe. Cuando esté retirado todos los elemento y tapadas todas las cañerías, se debe de tener en cuenta el tipo de material que se colocará como base para un nuevo artefacto flotante.

Actualmente existe una diversidad de modelos para elegir, pero en este caso se debe de tener en cuenta que el modelo que se escoja debe de estar acorde con la decoración y que sea adaptable a alguna remodelación del baño.

Una opción es emplear una tabla de madera, mármol o granito, dependiendo de tu gusto. En este caso vamos a emplear una de madera y usando una caladora se le dará forma en curva a los bordes, además de hacerle algunos orificios para el desagüe.

Para el último paso se debe de tener en cuenta la superficie de apoyo que tendrá la sujeción del lavatorio y fijarse, de ser necesario se deberá de ampliar el agujero para que encaje justo en el artefacto evitando así algunos problemas póstumos. Asimismo se debe de tener en cuenta la grifería, si es que has colocado lo mismo prevé la utilización de sistemas de monocomando.

Una vez que se tiene la forma, se elige y fija dos ménsulas, que vayan con el estilo buscado, a la pared y después a la tabla. Finalmente, solo queda colocar el lavatorio sobre la encimera para así conectar el desagüe y el caño. En algunos casos será necesario que se compre nuevos por las cuestiones de dimensiones y de alturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *