Como repara una cisterna del inodoro

Uno de los problemas más comunes, causado por el tiempo dentro de nuestro baño, es la rotura de la cisterna de éste. Lo bueno es que ello tiene una fácil solución, siendo así que primero se deberá saber cuáles son las razones del causante, las comunes son: deterioro del flotador o deterioro de la válvula de entrada.

La manera más fácil de ver cuál es el causante de la pérdida de agua, es revisar levantar la tapa de la cisterna o abrirla revisando cada una de las razones mencionada anteriormente, en el caso de ser una válvula rota está generará un ruido continuo de agua mientras que en el caso del flotador es que si este no tiene una presión para cerrar hará que la válvula no funcione.

Como cambiar el flotador de la cisterna

Lo primero que se deberá de hacer es cerrar la llave de agua, luego hay que abrir la tapa de la cisterna retirando el sistema que se usa para descargar la cisterna; recuerda que hay que elevar el tirador y con ayuda de un alicate se girara para separarlo. Después hay que desenroscar la pieza de terminación que se encuentra sujeta a la tapa del inodoro, sacando la tapa de la cisterna para poder trabajar en el interior.

Cogeremos el flotador y, por supuesto, habrá que reemplázalo por uno nuevo solo hay que seguir el mismo proceso que se usó para retirarlo. Recuerda que antes de colocar la tapa de la cisterna, se entra que abrir la llave de agua para comprobar que el flotador esté correctamente colocado permitiendo el paso del agua, si el tanque se llena demasiado habrá que doblar la varilla para que el flotador lo corte antes.

Como cambiar la válvula de la cisterna

Al igual que en el proceso de cambio del flotador, aquí también se deberá cerrar la llave de agua. Para empezar hay que desmontar el sistema de entrada, la cual se encuentra a un laso de la cisterna. Después se desenroscará la tuerca extrayendo el mecanismo, para luego colocar el nuevo sistema. Donde se inserta la tuerca, que sujeta la válvula a la tubería, habrá que ponerle un poco de cinta de teflón que tenga una mejor sujeción; hay que fijar las tuercas y verificar que haya quedado todo bien dispuesto.

En algunos modelos de cisternas, el problema de la válvula simplemente se soluciona limpiando o cambiando la goma que presiona sobre el brazo del flotador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *